10.8 C
Paraná
sábado 13 de julio de 2024

Furor de la vuelta de Tan Biónica a los escenarios

Publicado el

La banda liderada por Chano Moreno Charpentier agotó en tiempo récord las cuatro funciones. Así, unas 200 mil personas los verán volver después de siete años sin tocar juntos.

“Con vos es 4 de noviembre cada media hora / atrasaré las horas, horas, horas”, entona Chano Moreno Charpentier en el estribillo “La Melodía de Dios”, canción número 2 de Destinología, el tercer álbum de Tan Biónica que vio la luz en mayo de 2013. Desde ese momento hasta la fecha, cada 4 de noviembre es muy especial para el Piberío Biónico, tanto que se convirtió informalmente en su “día mundial” y siempre están a la expectativa de que algo mágico ocurrirá durante esa jornada.

Y este año la expectativa para el 4N es alta, ya que ese día la banda que completan Bambi Moreno Charpentier, Diega Lichtenstein y Seby Seoane dará la tercera función de su regreso: con entradas agotadas en tiempo récord, se presentarán 28 y 29 de octubre en Vélez Sarsfield y 4 y 5 de noviembre en el estadio Único de La Plata. Así, unas 200 mil personas los verán volver después de siete años sin tocar juntos.

Chano Moreno Charpentier compuso “La melodía de Dios” para Destinología, tercer álbum de estudio de Tan Biónica

¿Qué pasó un 4 de noviembre?

¿Por qué esa fecha, en esa canción? Chano, en calidad de compositor de la canción, habló en distintas ocasiones al respecto aunque no queriendo deschavar del todo el significado verdadero. En un tono más escurridizo que preciso, aludió que la canción habla de dos duelos que vivió en simultáneo: el avance implacable de una enfermedad terminal que padeció su padre y la separación de Vicky, una relación que lo marcó a fuego.

“Después de que vuelvo del oncólogo que atendía a mi papá, mi abuela me pregunta: ‘¿Qué puedo hacer?’.

En ese momento yo estaba atravesando dos duelos mientras me estaba empezando a ir bien en mi carrera: me estaba separando de Vicky y se estaba muriendo mi papá. Cuando mi abuela me preguntó qué podía hacer, le dije: ‘Atrasar el tiempo’ o ‘hacer que el tiempo no pase’. No le pude decir que no había solución y tampoco le podía mentir que estaba perdiendo a su hijo”, comenzó contándole Chano a Ari Paluch en una entrevista de 2016.

“Es una mezcla de la ausencia de ella, que ella pintaba con acuarelas, y de lo que le estaba pasando a mi viejo”, resumió el cantante y letrista sobre el espíritu de la canción. En aquella oportunidad, Chano también contó que su papá llegó a escuchar el tema antes de que saliera a la luz y que “se dio cuenta” de lo que se trataba la letra.

El 4 de noviembre no pasó nada”, aseguró Moreno Charpentier sobre la tan mentada fecha. “Lo que yo quería hacer es una metáfora con la película El día de la Marmota, que se repetía la vida. En vez de decir ‘sos insoportable’ o algo así, se me ocurrió expresar así que siento que todos los días me despierto en el mismo día, en la misma rutina, es siempre 4 de noviembre”, explicó.

“No soy creyente pero me bajó esta melodía y no la podía tocar”, explicó Chano con respecto al título y haciendo alusión a la música que lleva el estribillo. “Yo no la podía tocar en el piano y dije: ‘Bueno, es la melodía de Dios’”, le contó a Paluch en esa misma oportunidad.

La vuelta de Tan Biónica

La canción, una de las favoritas del Piberío Biónico, ya sonó en lo que fue la preview de la vuelta de Tan Biónica a los escenarios, durante el set de Chano en el último Lollapalooza Argentina. Y seguramente integre la lista de temas de las cuatro funciones que el grupo y su gente tienen por delante para reencontrarse a lo grande. Teleshow.

Más leídas

spot_img

Más noticias

Nacionales

Deportes

Espectáculos