26.4 C
Paraná
viernes 19 de abril de 2024

Dalma Maradona celebró los cuatro años de su hija Roma

Publicado el

Dalma Maradona celebró los cuatro años de su hija mayor, Roma, y le dedicó un extenso posteo en sus redes sociales en donde, por primera vez, relató cómo fue el parto, aquel 12 de marzo del 2019, cuando fue a un control por su embarazo avanzando, acompañada por su marido, Andrés Caldarelli, y terminó enterándose que su beba estaba a punto de nacer.

Según sus palabras, la hija de Diego Maradona y Claudia Villafañe, “estaba teniendo algunos problemas de presión”, y aún faltaba para la fecha estimada de parto. Sin embargo, luego de revisarla, su obstetra le sugirió que se fuera a su casa, se diera un baño y regresara cuatro horas después, dispuesta a dar a luz a su primera hija. “Yo lo miro a tu papa y no entendía. Claramente ibas a nacer ese día y yo lloraba porque todavía no tenías nombre”, le escribió Dalma a Roma en la emotiva carta que compartió en su cuenta de Instagram, red social en la que tiene casi dos millones de seguidores.

El día que anunció el nacimiento de su beba, la actriz reveló que eligieron llamarla Roma recién cuando la tuvieron en brazos, y recordaron que cuando se pusieron de novios Dalma y Andrés habían hablado de ese nombre.

Padre e hija

Y siguió el relato: “Llegué a casa y creo que nunca me bañé con tanto miedo. Tenía unas ganas de conocerte que no podía más, pero por otro lado pensaba que faltaba un poco para que nacieras en un parto natural como yo quería…”, continuó la actriz y recordó, como si fuera hoy, el miedo y los nervios que sentía cuando regresó a la clínica. “Pero me hacía la valiente porque yo me había sacado 10 veces sangre en toda mi vida, nunca me había operado de nada y ahora iba a parir”.

Mientras esperaba en la habitación, su marido había puesto de fondo un partido de Boca Juniors -club de que ambos son fanáticos.

Contó que le pidió a los médicos a cargo que esperaran para llevarla a la sala de partos ya que aún “no estaba dilatando mucho”, le dijeron que se tranquilizara y que aguardarían lo que fuera necesario, al mismo tiempo que monitoreaban a su hija adentro de su panza.

Mil horas después me hacen tacto. No recuerdo un dolor más grande -hizo la salvedad- y me dicen que sigo sin dilatar nada pero que vos te estabas cansando. Les digo que te saquen ya y me llevan al quirófano”, continuó Dalma en su relato sobre el minuto a minuto de la llegada de su primera hija. Aquella situación extrema la superó y lloró sin que nadie la viera, se sinceró con la anestesista al contarle que esa sería su primera vez en un quirófano y que tenía “mucho miedo”. “Lloro de nuevo, le digo que tengo miedo de la peridural, que no voy a poder”. Mientras la actriz hablaba con el profesional, ya le habían colocado la inyección. “Tanto show que hice del miedo que tenía que ni me di cuenta”, aseguró sobre la “mano mágica” del profesional, y también destacó el rol de la partera que la abrazo al verla “temblar de miedo”.

“Ahí ya tenía clarísimo que no iba a tener un parto como yo quería, pero a esta altura lo único que quería era conocerte”, agregó quien también es madre de Azul, que en julio cumple su primer año. La imagen de su marido entrando a la sala de partos la sensibilizó, volvió a llorar y pasó por sentimientos de emoción, miedo y felicidad. “Qué se yo…”, dice sobre aquel momento.

En tanto, contó que Andrés Caldarelli estuvo a cargo del acondicionar el clima para el nacimiento de su hija: puso música, le acarició la cara, le secó las lágrimas y le dijo que ella podía y que todo iba a estar bien. Y todo estuvo bien. Dalma vuelve a hablarle a Roma, y recuerda, una vez más, el momento en que la vio por primera vez, luego de aquella cesárea: “Yo te veo aparecer, ya no escucho la música ni nada. Te veo como si fuera tu obra de teatro y te sigue el reflector solo a vos y no puedo creer lo hermosa que sos”.

La actriz interrumpió su relato para asegurarle a su hija mayor que “otro día” seguirá contándole detalles sobre su llegada, probablemente cuando la niña que hoy tiene cuatro años aprenda a leer y vea con sus propios ojos el emotivo relato que escribió su madre.

“Me cambiaste la vida y sin saberlo también me salvaste. Sos mucho más de lo que alguna vez soñé. Te amo, mi Momita parlanchina”, le dijo a la niña a quien ella misma se apodó Moma al no poder decir Roma con claridad cuando era más chica. “Espero estar a la altura para acompañarte. Felices cuatro años, mi amor. Soñá mucho y pedí deseos que no tengo dudas de que se te van a cumplir todos”, concluyó Dalma Maradona el conmovedor texto que le dedicó a su hija Roma, a quien le celebró su cumpleaños el domingo por la tarde, rodeada de amigos y familiares, en una fiesta con la temática de La Sirenita. Teleshow.

La fiesta

La fiesta de Roma. Temática de La Sirenita.
Comentarios

Más leídas

spot_img

Más noticias

Cinthia Fernández celebró el final de su conflicto legal con Matías Defederico

Cinthia Fernández se separó de Matías Defederico hace ocho años y, desde ese momento,...

Evalúan dar un plus a docentes con asistencia perfecta

El ministro de Gobierno de Entre Ríos, Manuel Troncoso, adelantó que trabajan en el...

Bullrich vendrá a Paraná la próxima semana

El próximo lunes 22 de abril, la provincia de Entre Ríos será sede del...

Nacionales

Deportes

Espectáculos