6.4 C
Paraná
viernes 12 de julio de 2024

Julieta Prandi: “Cuando me separé pasé todo tipo de miserias”

Publicado el

La modelo habló sobre las situaciones difíciles que tuvo que atravesar desde el momento en el que decidió separarse del padre de sus hijos.

Hace casi 4 años que Julieta Prandi se separó del padre de sus hijos, Claudio Contardi, sin embargo, la modelo asegura que continúa esperando justicia, por las causas penales y civiles que le inició a su expareja. La relación se disolvió en medio de denuncias que hizo Prandi contra su exmarido por violencia física, psicológica y abuso sexual.

En este contexto, la modelo relató las situaciones difíciles que tuvo que atravesar desde el momento en el que decidió separarse del padre de sus hijos, Mateo y Rocco, en el 2019.

La denuncia

“Son varias aristas, por un lado está lo penal, porque esta denuncia contra el padre de mis hijos tiene casi dos años que fue cuando yo me animé a hacerla en realidad, porque los hechos ocurrieron mucho antes, y tiene que ver con abuso sexual, entre otras cosas”, contó Prandi.

Y siguió: “Esta causa penal pasó por varias instancias, un fiscal ya dijo que tenía que elevarse a juicio, el Juez y la Cámara de Apelaciones también lo dijeron pero pasó a Cámara de Casación, ¿por qué? porque el padre de mis hijos sigue apelando. Lo cierto es que ya se tiene que fijar una fecha para el juicio porque yo necesito un poco de Justicia”.

Luego, Prandi contó en qué situación se encuentra la demanda civil contra Contardi. “La causa está en San isidro, en el Juzgado 2, llevamos casi 5 años. Ahí está todo: mis bienes que no se dividieron todavía, los bienes de la sociedad conyugal, la deuda de alimentos de casi 5 años que no tiene consecuencia alguna. Él viene arrastrando una deuda provisoria de 100 mil pesos desde el 2019. Después, cuando en algún momento decidió pagar 20 mil pesos cuando se le cantó, siguió acumulando deuda. Hace seis meses, decidió pagar una fracción de su deuda del 2019 y lo depositó en una cuenta judicial a la cual no tengo acceso, lo hizo a propósito, entonces tuve que hacer todo un papelerío y reclamar para que la Justicia me entregue ese dinero que es de mis hijos, Pero todavía estoy esperando, ¡hace más de 6 meses que la Justicia tiene ese dinero retenido que es del año 2019!”, exclamó.

“No quieren ver a su papá”

Después, Julieta contó que sus hijos viven con ella y que no quieren ver a su papá. “Ellos no quieren revincularse con el padre y los psicólogos avalan su decisión. Cuando me separé pasé todo tipo de miserias, cuando me fui de mi casa no tenía dinero para bancarme sola porque él retuvo todo mi dinero, entonces alquilaba un departamento y estuve 2 años casi sin conseguir trabajo y sin cobrar un solo peso, endeudándome y bancando todo sola. Mientras él a su vez, alquiló mi casa del barrio privado de Escobar y se fue a vivir a mi casa de Martínez, con ese dinero él se daba la gran vida y mientras no pagaba alimentos”, disparó contundente.

“Los chicos pasaron mucha violencia y no quieren volver a verlo. Están en tratamiento psicológico que, por supuesto, lo necesitan pero que también lo exige la Justicia. Y deberíamos pagarlo los padres, pero él no lo paga. Entonces los psicólogos aconsejan la no revinculación porque los chicos no quieren. Ya no es mi palabra, es la palabra de los menores que la tienen que escuchar pero es un calvario”.

Duro camino

Acto seguido, Prandi relató el duro camino que tuvo que emprender para poder separarse. “Estuve mucho tiempo reprimida, suprimida, rebajada por el miedo y por el maltrato psicológico, verbal, físico y por el abuso. Yo no me iba por miedo pero en un momento fue tanto el miedo de que les pase algo a mis hijos que arranqué y me fui, como pude. Sin embargo, no soy ejemplo de nada, todos los días me reconstruyo y me levanto, pero sé que represento a muchas mujeres”, explicó.

Y siguió contando cómo estuvo en esos primeros momentos. “Primero, me encontré con una depresión tan grande que no quería luchar ni despertarme más. Ahí empecé a replantearme qué hacía y, de a poco empecé a planear la huida que tardó como 3 años. El ultimo año que convivimos fue un infierno y cuando empecé a ver el miedo en los ojos de uno de mis hijos no dudé más y me fui”, relató conmovida.

“En ese momento yo estaba alejada de mi familia, no me hablaba con mis padres ni con mi mejor amiga, porque él la había amenazado con que la iba a matar. Me endeudé, pedí un préstamo en el banco, porque estos psicópatas te van limitando económicamente. Cuando yo estaba embarazada firmé un poder administrativo general, él cobraba mi sueldo”, detalló según informó Teleshow.

Finalmente, la modelo contó que sus hijos están muy bien en este momento. “Mis hijos están mejor que nunca, están estabilizados, en tratamiento, no lo ven al padre porque no quieren y las psicólogas avalan su decisión”, cerró Prandi.

Si sos víctima de violencia familiar o sexual, o sabés de alguien que lo sea, llamá a la línea 137. Es gratuita, nacional y brinda contención, asistencia y acompañamiento las 24 horas, los 365 días del año.

Más leídas

spot_img

Más noticias

Nacionales

Deportes

Espectáculos