10.7 C
Paraná
domingo 26 de mayo de 2024
A CORAZÓN ABIERTO

Emiliano Pinsón habló en lo de Mirtha sobre su diagnóstico de Parkinson

Publicado el

Emiliano Pinsón dio detalles de los síntomas que presentó antes de conocer sobre su enfermedad y explicó cómo es su tratamiento.

Luego de que el periodista deportivo contara en una entrevista radial que hace un año y medio le detectaron el mal de Parkinson, estuvo como invitado a La Noche de Mirtha (9 Litoral), y habló de cómo se enteró del diagnóstico.

Tengo Parkinson, ya diagnosticado desde el 2021. Como todos los Parkinson, aparecen de la misma manera, tanto el rígido como el de temblor. Uno piensa que es enfermedad de gente grande, que es hereditaria y no es así. No es hereditaria, en realidad en un porcentaje menor, y no es enfermedad de gente grande. Puede aparecer en cualquier edad”, comenzó diciendo Emiliano.

Se está averiguando todavía, se está investigando el origen. Nosotros hablamos antes que una tendencia bastante importante tiene que ver con la alimentación, un mal funcionamiento del intestino, que para muchos es el segundo cerebro”, agregó.

Allí, ante la consulta de Mirtha sobre cómo empezaron los síntomas, el invitado detalló: “Me di cuenta jugando al fútbol con mis amigos. Yo tengo una vida sana, digamos, tomaba alcohol socialmente. Tengo tres hijos que se llaman Joaquín, Valentín y Victoria: de 24, 23 y 16 años. Estaba jugando a la pelota, quiero gambetear, y no puedo. Intento una segunda vez, una tercera vez, hago movimiento y me caigo”.

“Yo trabajaba en ese momento muy tarde, en la tele, y muy temprano en radio. Entonces, digo, ‘debe ser un tema de sueño’. Fui a hacer un estudio que te ponen un montón de cablecitos, no te dan ninguna pastilla para dormir, y tenés que dormir. Cuando voy nuevamente a ver el resultado, me dicen, ¿por qué no vas a ver ‘movimientos anormales’? Cosa que pido, por favor, que cambien el nombre, por ‘movimientos involuntarios’, no anormales”, continuó.

Y siguió: “Un 4 de febrero del 2021, voy a ver a la neuróloga, me toma un par de pruebas y me dice ‘¿vos que creés que tenés?’. Le dijo ‘me imagino que tengo estrés’. Me respondió ‘No, tenés Parkinson’. Fue sorpresivo, obviamente, y a partir de ahí ya me medicaron. Tardé un año en decirlo, no a mi familia, a mi gente, pero sí públicamente”.

En cuanto a su tratamiento, se sinceró: “Yo no tengo miedo de decir que tomo antidepresivos, porque cuando te dan una noticia así, viene de la mano. Viene el Parkinson y la depresión al lado. Entonces yo tomo antidepresivos, voy a un psicólogo, voy a un psiquiatra, y no tiene de malo decirlo. Hay que sacar un poco esos miedos de las palabras”.

Además, se refirió a sus dolores físicos: “Me duele todo el cuerpo, todos los días. Todos los días me duele algo. Cada paciente es distinto, a mí me duelen mucho las piernas, las extremidades. A mí lo que sucedió fue que en todo este tiempo no tuve miedo. Yo lo veo con optimismo, trato de sacar lo positivo de esta enfermedad que, lamentablemente, hoy no tienen cura, pero nosotros podemos generar nuestra cura”.

Y cerró, a corazón abierto: “Yo formé pareja con una chica que sabía que tenía Parkinson, cuando cualquier otro dice ‘ya está listo, me abandono’. Sigo laburando, sigo teniendo la vida que tenía antes con limitaciones. Es la que me tocó”.

Más leídas

spot_img

Más noticias

Nacionales

Deportes

Espectáculos